SAN MARTÍN Y LOS SIETE GRANADEROS

SAN MARTÍN Y LOS SIETE GRANADEROS

La historia de por qué, a San Martín, lo custodian 7 granaderos, no 6 ni 10. Siete. La conocen? Ahí va.

En 1826 regresaban a Buenos Aires, los últimos 76 granaderos de la cruzada independentista. No los recibieron con loas ni nada. NADA!!!

Volvían andrajosos, enfermos, tras 10 años de no ver a su familia ni su terruño.

Los repartieron en diferentes reparticiones del ejército… así nomás, como si fueran comunes soldados.

Rivadavia días después de la llegada de éstos, decide DISOLVER el cuerpo de granaderos.

54 años más tarde, el 28 de mayo de 1880, llega al puerto de Bs. As. el vapor Villarino. Traía los restos del Gral. San Martín a su morada final.

Por entonces, tantas décadas después, solo quedaban SIETE GRANADEROS vivos. Y sin ponerse de acuerdo, se visten con sus andrajosos uniformes, guardados con cariño y respeto.

Marcharon a caballo a recibir a San Martín. Lo acompañaron hasta su tumba y se quedaron, en guardia, toda la noche. Don José había vuelto a la Patria.

Todos lo vieron, todos supieron que eran ESOS granaderos. Al alba, dejaron su guardia y no los volvieron a ver. Jamás supieron los nombres, jamás se los preguntaron.

Años después, Roca, firma el decreto que crea al regimiento de Granaderos, con base al mejor de caballería. Usando de parada, el uniforme diseñado por San Martín.

Pero, Figueroa Alcorta es quien los nombra a los granaderos, como escolta presidencial, y desde entonces, todas las mañanas, marchan SIETE granaderos, desde casa rosada hasta la catedral.

Siete granaderos, turnándose al cabo del día, en la guardia, para custodiar a don José. Por eso son siete, y no un número mayor o par. Por los siete anónimos que lo escoltaron y cuidaron en su primer noche.

 

Dirección Primario

X